vapeador mecanico vs electronico

 

Cuando se me pidió recientemente que escribiera sobre cigarrillos electrónicos, debo confesar que nunca había oído hablar de algo así.

Algunas investigaciones en internet más tarde y descubrí que los cigarrillos electrónicos son una preocupación que crece rápidamente.

Una búsqueda en Google reveló que no hay humo sin fuego ya que se devolvieron casi seis millones de resultados solo por la frase «cigarrillo electrónico».

 

¿Qué es un cigarrillo electrónico?

 

El cigarrillo electrónico existe desde hace casi tres años y es un dispositivo inteligente destinado a brindar a los fumadores una opción más saludable.

Aparentemente, también es útil para ayudar a reducir y, de hecho, dejar de fumar por completo.

Ahora, en una cuarta generación, los cigarrillos electrónicos se han vuelto mucho más fáciles de usar que las versiones anteriores, que tal vez eran demasiado grandes para fomentar un atractivo para el mercado masivo.

El «mini» es el cigarrillo electrónico más realista hasta la fecha con una longitud de 100 mm que es igual a un cigarrillo convencional.

Un cigarrillo electrónico tiene sabor a tabaco pero ninguna de las sustancias nocivas que se encuentran en los cigarrillos normales permite satisfacer los antojos de los fumadores sin inhalar las muchas toxinas peligrosas.

 

¿Es todo humo y espejos? ¿O puede este artículo realmente ser el salvador que quiere ser?

 

Una batería, un atomizador y una cámara de nicotina renovable permiten que el fumador sostenga y fume el cigarrillo electrónico como lo haría con cualquier otro cigarrillo, incluso creando un «humo» como vapor y un resplandor al final al dibujar.

La cámara de nicotina resulta muy útil ya que los cartuchos están disponibles en diferentes potencias, lo que permite al usuario reducir la cantidad de nicotina que ingieren hasta que, si lo desean, pueden dejar de fumar por completo.

Un cartucho de nicotina por lo general dura entre 15 y 20 cigarrillos, creando así un enorme ahorro en costos normales.

 

Estándar, medio, bajo y sin nicotina son las diferentes fortalezas de los cartuchos.

 

Parece una opción más saludable, aunque los beneficios no terminan ahí.

Debido a que el cigarrillo electrónico no emite sustancias peligrosas, toxinas o humo real, son perfectamente legales fumar en público.

En invierno, en particular, los fumadores de cigarrillos tienen que enfrentar el frío y la lluvia solo para un breve descanso, pero esta alternativa les permitirá permanecer en sus oficinas, restaurantes y bares.

Ninguno de los fumadores también se beneficiará, ya que sus preocupaciones sobre el tabaquismo pasivo se vuelven nulas e inválidas por el cigarrillo electrónico.

¡Un ambiente mucho más sociable entonces!

Reflexionando, el cigarrillo electrónico es una alternativa más saludable, económica y ecológica al fumar, y a medida que crece la conciencia y el mercado, tienen un gran potencial para reemplazar con éxito los cigarrillos dañinos que todos hemos llegado a conocer y muchos de nosotros hemos llegado al temor y al miedo. .

cigarrillos electronicos

Table of Contents

Pin It on Pinterest